Sobre escribir

A lo largo de mi vida, he pensando mucho en seguir escribiendo o no y en cómo hacerlo. ¿Por qué? Simplemente, es algo tan difícil para mí que me lleva a pensar en dejarlo. No sólo por aquello en lo que consiste, sino también por lo que me expone a los demás y a muchos niveles.

“¿Por qué siento estas ganas dentro?”, me he preguntado mil veces. Sea más o menos mala escribiendo, creo que estoy hecha para eso. Una niña de 10 años no se queda encerrada en la habitación sin jugar en la calle si no quisiera escribir. Tampoco imprime libros para dejarlos en la estantería de la biblioteca a escondidas si no quisiera mostrar su trabajo. Por eso, lo haga más o menos mal, es lo que hago y lo que he venido a hacer. Es lo que realmente me hace feliz.

¿Cómo? No de cualquier manera. Me gusta escribir como lo que me gusta leer. Me encantan los libros que me hacen sentir, incluso los que me dejan rota.

En definitiva, escribir me ha herido mucho y, si he seguido, ha sido porque me curaba también, por las alegrías y por esta serie de reflexiones que hoy os traigo aquí. Es curioso que pensar en dejarlo me devuelva las ganas. Espero que os guste.

Escribir significa lo que signifique para ti. Hay gente para la que escribir es conseguir formas perfectas o descripciones precisas. Seguir el canon de la novela. Para otros, se trata de hacer un guión interesante, con sorpresas, como el de alguna película. Para otros, es la posibilidad de crear un nuevo mundo totalmente diferente.

He reflexionado mucho en qué era para mí y en porqué era diferente a todo esto, ya que algunos formatos son más aceptados que otros. Me gustan los libros que se quedan dentro de mí para siempre porque me transmitieron sentimientos, a la vez que disfruté de ellos porque me daba placer leer algo tan bonito. De alguna manera, me devuelven una parte humana que tenía dentro apagada.

Seguir lo normal sería más fácil, pero esto es lo que me gusta hacer. Quiero transmitir cómo veo las cosas y que, así, alguien pueda experimentarlo y sentir como yo durante unos instantes. Quiero escribir sobre una vida cotidiana más profunda y que entiendan que se puede ser feliz en el día a día, no sólo en vacaciones o en los días especiales.

Quiero dar mi visión del mundo y que la gente comprenda que se puede vivir con amor por muy roto que estés. Que se puede ser más fuerte y más feliz. Se puede sentir paz en la rutina. Quiero dar un enfoque más humano para que todos lo seamos un poquito más y que, así, hiciéramos menos daño.

Hablar de los sentimientos nos hace gestionarlos, nos lleva a mejorar nuestra situación. Hablar de los problemas los soluciona. También mejora la empatía.

No sé si consigo hacer arte, pero también me gusta que mis frases tengan un poquito de eso. Sí, también he reflexionado mucho sobre si soy poeta. Os dejo una publicación de Instagram aquí:

Todas las formas de escribir son igual de válidas. Descubre tu estilo, no tengas miedo a probar cosas nuevas y síguelo. Muestra armonía en tu obra para conseguir que tenga personalidad. Cuando estés listo, muestra tu trabajo sin miedo porque será lo que eres. Y tenemos que estar orgullosos de lo que somos.

Cuando publiqué mi primer libro, una novela poética, me pasaron dos cosas: mucha gente me entendió y le encantó y mucha gente no entendió cómo aquello podía ser un libro si no era convencional. Aprendí que hay gente que no puede atender al mensaje del libro si no les encaja la forma (aprendí muchísimo al publicar mi primer libro y eso es lo mas valioso de todo).

Pensé mucho sobre cómo estaba escrito y porqué a mí me parecía bien y a la gente no. No me parecían mal las críticas. A decir verdad, yo nunca me dirigí hacia otros lectores que no fueran como yo, así que me esperaba esto. No obstante, SIEMPRE lo pienso mucho todo, para bien o para mal, porque me gusta aprender todo lo que puedo.

El proceso de cómo escribí ‘Fue sin querer’ consistió en coger un libro de 200 páginas que no me gustaba y reducirlo hasta que cada palabra tuviera el peso y el mensaje que yo quería. Habría un riesgo, ya que a la gente le cuesta pagar por un libro corto, pero a mí me gustaba qué decía y cómo lo decía y lo defendí siempre. Obviamente, es mi primer libro y siempre es mejorable, pero siempre estaré orgullosa de esa Lisa del pasado.

Reflexioné mucho sobre qué quería hacer y cómo y, cuando estuve segura, fui a por ello.

Quiero escribir, pero no de cualquier manera. A mi manera. Por eso, quizás estudie llevar a cabo algunos de los consejos, pero no todos. Seguiré siendo yo misma.

No es que nadie me haya dado este consejo, pero durante el proceso creativo de mi segunda novela estudié ceder en un aspecto: la extensión. ¿Por qué? Creo que, en este caso, la obra lo pedía.

¿Se puede alcanzar el equilibrio entre lo que se quiere hacer y lo que habría que hacer para ser más aceptados? ¿Realmente quiero conseguirlo o estoy cediendo a la presión?

¿Cómo me respondí? Con un poquito de miedo, lo probé. El libro fue alargándose, pero ninguna parte fue de descripción extensa o de historias en paralelo que no dicen nada. No escribiría nada que no me gustase leer (digo esto con todo el respeto del mundo a cualquier tipo de novela, simplemente, a mí no me gusta igual que yo no le gusto a mucha gente).

Así fue como mi segundo libro llegó a ser más extenso que el primero, pero diciendo mucho a la vez. Llegué a un número de páginas más estándar, pero no cambié en cuanto al cómo. Creo que sigo moviendo sentimientos en el interior.

Al final, hay que seguir creciendo y probar cosas nuevas es una manera de hacerlo. Ahora lo sé: estoy preparada para hacer novela más extensa, pero igual de intensa.

Poco a poco voy madurando más como autora y creo que mi estilo está más definido cada vez. Tengo muchas ilusiones puestas en el 2020 y en mi segundo libro. Gracias por todo porque sin los lectores los escritores no somos nada (aunque, por mucho que quisiéramos, no podríamos dejar de serlo).

Preguntas que me hago:
¿Qué es escribir para ti? ¿Por qué sigues escribiendo? ¿Cómo te gusta escribir? ¿Escribes como te gusta escribir? ¿Cuál es tu estilo? ¿Has probado algo diferente siguiendo tu estilo? ¿Encaja contigo? ¿Te ha hecho crecer o te ha alejado de lo que quieres conseguir? ¿Qué puedes hacer para acercarte más a tu estilo? ¿Por qué no lo haces?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s